Sin duda Cales Coves es espectacular. Tiene unas aguas completamente transparentes, que acompañan a realizar snorkel. Perderte por sus infinitas cuevas es algo siempre apetecible en Menorca.

Cales Coves, una cala muy escondida en Menorca

Cales Coves es una parada esencial si vas a Menorca en barco. Brinda protección a la mayoría de vientos con sus altos y escarpados acantilados.

La arena no está muy presente en esta cala. Aunque tiene extensas zonas de piedras, ideales para pegarse un baño en verano. No es un lugar muy conocido, la tranquilidad se respira justo al llegar.

Se conforma por dos pequeñas bahías y calas.

La bahía principal de Cales Coves se bifurca en dos entradas de mar al entrar en ella. Esto se debe a los barrancos que arrastran su orografía hasta el mar. El de la izquierda es el barranco de Son Domingo, y el de la derecha el barranco de Biniedrís.

Tiene la mayor necrópolis de Menorca

¡Y a su vez una de las más antiguas! Levantada en la edad de bronce. Un monumento prehistórico muy interesante para la gente interesada en historia. Allí se enterraban restos humanos antes de la era cristiana.

Bucear en Cales Coves

Bucear es sin duda uno de los máximos atractivos de esta cala. No olvides llevar unas gafas de buceo para explorar sus profundidades haciendo snorkel. El fondo de esta parte del mar mediterráneo es ideal para ver todo tipo de peces y especies marinas.

bucear en cales coves

Es recomendable buscar una zona con fácil acceso al agua, así te librarás de trepar por sus rocas. Si tienes que saltar, asegúrate de que hay bastante profundidad. Unas chanclas cerradas o pies de gato son perfectas para disfrutar de Cales Coves y sus alrededores de forma cómoda.

Cómo llegar a la cala

En coche

Su poca accesibilidad la convierte en una de las calas más discretas. Se puede llegar en coche o moto por la carretera que va de Sant Climent a Cala en Porter (ME-12). Tendrás que tomar el desvío hacia la urbanización a medio camino.

Por camí de cavalls

Sin duda una gran alternativa, hacer senderismo es fantástico en esta zona. Puedes llegar tanto por el este (Canutells), como por el oeste (Cala en Porter). Ambos senderos son increíbles y no tienen dificultad, la distancia no alcanza el kilómetro y medio.

¡Cales Coves tiene muchas cuevas!

No dudes en explorarlas. Muchas de ellas son enormes y ofrecen sombra en los calurosos días de verano. No solo es increíble el azul del mar en este lugar, también toda su geografía, totalmente virgen como en la mayoría de calas de Menorca.