Cala Tortuga es una bonita playa cerca del Faro de Favaritx, en el noreste de Menorca. Sus aguas son limpias y turquesas, además de su arena totalmente virgen. La convierten en una de las más deseadas por turistas y residentes.

Visitar cala Tortuga, una playa paradisíaca en Menorca

Cala tortuga es sin lugar a dudas una de las mejores calas vírgenes del norte de Menorca. Se encuentra dentro del parque natural de la albufera des Grau y entre los pueblos de Es Grau y Addaia. Concretamente en el Arenal de Morella.

Dado que la playa se encuentra dentro un entorno protegido, podrás disfrutar de un bonito paisaje. No hay edificios ni edificaciones de ningún tipo, típico de la Menorca más salvaje.

Debes respetar las señales con las que te cruces y caminar siempre por los caminos marcados, para evitar la erosión.

Cómo llegar

El Parking de Cala Tortuga solo está abierto en invierno desde 2018, a causa de una medida de la administración. El objetivo es evitar las aglomeraciones de coches en una de las zonas más protegidas de Menorca.

Por tanto, si quieres ir a Cala Tortuga entre junio y septiembre, no te quedará otra opción que coger el autobús desde Mahón. Los tickets se pueden comprar online o en la misma estación. Suele tener frecuencias cada dos horas.

El sendero que va desde el parking hasta la playa es sencillo y se tarda solo 15 minutos en llegar. Una vez en la costa, hay unas escaleras que bajan hasta la orilla. Están hechas con ramas de árboles para separarte del acantilado.

Si estás con ánimos de remar, puedes alquiler un Kayak en Es Grau, e intentar hacer la travesía hasta Cala Tortuga. Cruzarás lugares mágicos de Menorca: La Illa d'en Colom, S'arenal d'en Moro, La playa de sa Torreta y el arenal de Morella. Se suele tardar una hora y medía para ir, y otra para volver, siempre dependiendo del viento. Se recomienda mirar la previsión meteorológica.

Como última opción, puedes llegar a Cala de Tortuga en Barco. Desde el puerto de Mahón y Fornells salen excursiones por mar en Menorca que llegan a la playa.

El Faro de Favaritx

Lo primero que verás al llegar a las inmediaciones, será el Faro de Favaritx, un clásico en la isla. Aparece en la mayoría de postales menorquinas. Este faro blanco y de rayas negras, es uno de los más deseados para sacar una bonita panorámica del norte de Menorca.

El paisaje en esta parte de la isla cambia radicalmente a causa del Viento de Tramontana. Destacan sus bajos acantilados y barrancos, compuestos por una pizarra oscura.

La poca vegetación que hay es robusta y espinosa, bien adaptada a los fuertes vientos del Norte.

Por lo que si vas a pasar el día a la platja d'en Tortuga o Cala Presili, no olvides acercarte al Faro y verlo de cerca. Las vistas son espectaculares.

faro de favaritx cala tortuga

Los alrededores de Cala Tortuga y el Faro de Favaritx, son totalmente vírgenes. No tienen ningún restaurante ni chiringuito. Por lo que si vas a pasar el día, recomendamos llevar suficiente agua y comida.

Unas aguas cristalinas

No hace falta ir a la Platja d'en Tortuga un día espléndido para comprobar lo limpias y transparentes que son sus aguas. Es una maravilla, y está a tan solo 25 minutos desde Mahón. [Descubre las 3 mejores playas cerca de Mahón]

El fondo marino del norte de Menorca suele ser rocoso. Sin embargo, en esta playa encontrarás algunas praderas de posidonia y piedras en los extemos de la playa. Están acompañadas de amplias zonas arenosas más hacia el centro.

Tendrás que caminar bastante para poder bañarte, y es que es una playa poco profunda. Si vas con niños podrás estar tranquilo mientras juegan en la orilla. Cala Tortuga es bastante similar a la Playa de Es Grau en cuanto a profundidad.

Tiene dunas

La playa tiene un pequeño sistema dunar, producto de la erosión del terreno. Está protegido, por lo que no se puede caminar por encima de su arena. En la playa hay carteles que explican los motivos si quieres conocer un poco más sobre este increíble fenómeno natural.