playas desconocidas baleares

Playas desconocidas de Baleares

Curiosidades
Ranking de playas
Información de interés

Las Islas Baleares gozan de un gran prestigio acumulado durante décadas en el turismo a nivel mundial. Esta fama hace que anualmente decenas de miles de turistas, tanto españoles como extranjeros disfruten de sus playas.

Descubre las playas más desconocidas de Baleares

Tanto, que en ocasiones es bastante común que nos encontremos con playas masificadas en las que es imposible huir del bullicio. 

En este artículo queremos ayudaros a descubrir algunas playas que milagrosamente aún quedan al resguardo de la popularidad y que se han convertido en remansos de paz.

Mallorca

Empezamos por la isla más grande y famosa. Paradójicamente y aunque en un primer momento pudiera parecer que por su popularidad sería la más complicada en la que encontrar estos parajes, es al contrario. 

El éxito de playas como Fornells o Formentor actúa como faro al que se dirigen la mayoría de visitantes y ayuda a que otras un poco más escondidas tengan la posibilidad de permanecer en el anonimato conservando un encanto natural impresionante.

Cala Magraner

En la localidad de Manacor encontramos esta playa de arena y cantos rodados. Espectacular tanto por el paisaje como porque es un santuario para los amantes de la escalada. 

Sus aguas tranquilas la hacen también idónea para animarnos a hacer esnórquel.

Es frecuente encontrar deportistas escalando las paredes en un lugar idílico en el que deporte y naturaleza se dan la mano.

Para acceder a ella hay que recorrer un camino de 3 km durante unos 30-40 minutos.

Es Trenc

Ubicada en un parque natural que ha ayudado a protegerla de la masificación urbanística el conjunto de playas que pertenecen a la reserva es un auténtico remanso de paz.

Un sistema dunar protegido de unos 500 metros de amplitud hace de barrera lo convierte en un espacio de gran valor biológico, ya que propicia un pequeño ecosistema de pequeñas playas junto a la cerca ciénaga del Salobrar.

La playa de Es Trenc es la más famosa de todas debido a sus increíbles atardeceres. En ellos se puede disfrutar de una luz especial gracias a la ausencia de contaminación lumínica al no haber apenas construcciones ni hoteles. 

Debido a esta circunstancia, el entorno ha quedado a salvo de los circuitos más turísticos convirtiéndola en una de las grandes pequeñas joyas a descubrir en la isla.

Es Caragol

Una de las playas situadas más al sur de la isla y cercana al Faro de Ses Salines.

Desde el propio faro es posible llegar dando un paseo por un sendero bastante llano de aproximadamente 2 kilómetros.

El color del agua es el característico turquesa gracias a la fina arena blanca y sus aguas poco profundas.

Es una playa grande en la que la privacidad está asegurada debido a la poca afluencia y el gran espacio disponible.

Menorca

Cala Binidalí

Cala Binidalí es una cala cercana al aeropuerto y a Mahón es una de las mejores gemas escondidas en la isla. Se accede a ella por un corto, pero empinado camino desde la carretera que une las urbanizaciones cercanas. 

La playa es de arena fina y de una superficie pequeña, por lo que es recomendable ir pronto, ya que no caben más de 30-40 personas. 

Sin embargo, la playa se va abriendo poco a poco creando una especie de piscina natural en la que el agua cristalina la convierte en  un auténtico remanso de paz.

Ibiza

Es Canaret

es canaret ibiza

Y por último, una de las playas más recónditas de todas las Islas Baleares. Un lugar que apenas aparece en los mapas y al que no se pudo acceder durante décadas.

Hoy en día, sí es accesible, sin embargo, únicamente a través de un pequeño pasaje a través de una opulenta villa. Ubicada en la parte Noroeste de la villa carece de cualquier tipo de servicio no obstante su originalidad, las aguas turquesas y fondos arenosos la convierten en un sitio que merece ser visitado en nuestra estancia en la isla.

Como podemos ver, las Baleares aún esconden maravillas que merecen ser descubiertas en nuestro viaje. Solo nos hará falta un buen calzado, botella de agua y un poco de espíritu aventurero.

Artículo escrito por el blog de viajes Ansiaviajera.com